El contenido web en el sector Turístico en 2020 y los próximos años

(SP) For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

En un contexto tan inesperado como el que estamos viviendo en 2020 y cuyo nivel de incertidumbre no hace sino aumentar, lo digital se plantea como el entorno más seguro tanto para la población como para las marcas.

Los consumidores están pasando más tiempo interactuando con sus dispositivos cada vez. Consumen contenido en cualquier canal digital y esperan que todo lo que reciben en sus pantallas esté adaptado a ellos, especialmente si el contenido viene de una marca con la que han interactuado previamente, de la que además esperan que sepa quiénes son en cualquier canal online.

La transformación digital que ya estaba en marcha en el sector, avanza ahora a pasos agigantados ante la necesidad. No solo las compañías se transforman, también las experiencias se reinventan para satisfacer la necesidad de los turistas y viajeros, como el solsticio de verano en Stonehenge que más de 3 millones de personas han visto este año online.

Esta digitalización creciente puede parecer abrumadora, pero acelerarla es más fácil de lo que parece. Ante una iniciativa compleja y con muchos componentes, siempre es más sencillo dividirla en una serie de iniciativas más pequeñas y manejables para ir paso a paso.

Empecemos por lo que más cerca tienen los consumidores: las webs y apps de las marcas y las redes sociales, en la palma de su mano a través del smartphone, 24/7. Afortunadamente estos canales están totalmente bajo el control de las marcas… ¿Qué enseña no puede hoy en día modificar su página web y app según necesite y en tiempo real?

Acelerar la transformación digital comenzando por la web

La web de una marca en la experiencia online es como la punta del iceberg, es lo que se ve y a simple vista parece que es todo lo que hay, pero hay mucho más detrás que los usuarios no perciben: equipos, presupuestos, estrategias y múltiples sistemas conectados e integrados con los sitios web y las apps.

El sitio web en sí mismo es uno de esos sistemas conectados con los demás para servir al modelo de negocio y además proporcionar una gran experiencia online. Este sistema se conoce técnicamente como gestor de contenidos (CMS: Content Management System, por sus siglas en inglés) y gestiona la interconexión de los datos y contenidos procedentes de los demás sistemas con los que está integrado para mostrar el contenido adecuado en el frontal web a cada visitante.

Hay diferentes enfoques técnicos en los CMS y esto influye en los procesos de trabajo relativos a la web y la app móvil (si la hay). De la influencia de estos diferentes enfoques en la forma de trabajar con la web, hay dos cosas fundamentales:

  • La facilidad de uso por parte de quienes gestionen la web en la marca.
  • La facilidad de integración con otros sistemas como motores de reserva, ecommerce, analíticas, CRM, marketing automation, etc.

La facilidad de uso del gestor de contenidos o CMS

Que un gestor de contenidos sea fácil de usar no solo incluye no necesitar saber código para manejarlo en el día a día, sino que también comprende que el equipo que lo usa pueda ser ágil aplicando personalización y publicando cambios y campañas en la web, en la app y en todos los canales que tengan integrados en el CMS, ya sean en tiempo real o programadas para una fecha futura.

Independientemente de que un CMS sea lo que se conoce como headless, híbrido o tradicional, tiene que proporcionar agilidad en la creación de secciones, landing pages, reglas de personalización y nuevos contenidos, así como proporcionar analíticas en contexto sobre el rendimiento de cada pieza de contenido en la web o app.

Y no podemos olvidarnos del lado técnico del gestor de contenidos, también tiene que ser fácil para el equipo que mantiene los sistemas de la marca el modificar componentes, añadir módulos y extender el CMS según las necesidades de negocio.

La facilidad de integración del CMS con otros sistemas

Siguiendo con el lado técnico de los gestores de contenidos, la facilidad de integración comprende tanto que sea un proceso sencillo a través de APIs como que sea un sistema abierto compatible con cualquier otro.

Los negocios turísticos necesitan integrar múltiples sistemas para dar servicio a sus usuarios y mostrar información actualizada de campañas, disponibilidad y medidas de seguridad. Y todo esto sin que la experiencia web se vea penalizada con lentitud de carga, mostrando contenido desactualizado o sin poder personalizar la experiencia de usuario con los datos conocidos del visitante.

¿Y qué viene ahora?

Una vez que tienes un gestor de contenidos y una arquitectura de sistemas lista para el contexto de cambios e incertidumbre que tenemos y que continuará los próximos años, lo siguiente es sacarle el máximo partido.

Los consumidores siguen queriendo tener experiencias y viajar y esperan que las marcas turísticas lo hagan posible de forma segura. Gran parte del proceso de las medidas de seguridad ocurre offline, pero éste no llega al cliente si no hay antes una página web o app donde los consumidores pueden informarse de las campañas, disponibilidad y medidas de seguridad con las que de nuevo disfrutar las experiencias y viajar.

Foto Ariana Rivva Magnolia CMS
.
.

Ariana Rivva
Sales & Partner Manager

Attachments