Resumen del Real Decreto Ley de medidas extraordinarias del Gobierno

(SP) For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Turistec ha compilado alguno de los aspectos más destacados del Real Decreto Ley del Gobierno con medidas económicas para afrontar la crisis de Covid19. Esperamos que te resulte útil.

  • La letra pequeña del Real Decreto-ley de medidas urgentes extraordinarias que ha entrado en vigor este pasado martes, establece que la exoneración de cotizaciones a las empresas que acometan expedientes de regulación de empleo temporales (ERTEs) por fuerza mayor será del 75% para las empresas que a 29 de febrero de este año tuvieran más de 50 trabajadores en alta en la Seguridad Social. Para las que a esa misma fecha tuvieran menos de 50 trabajadores, la exoneración de pagar la cotización empresarial alcanzará el 100%. Dicha exoneración no tendrá efectos para el trabajador, manteniéndose la consideración de dicho período como efectivamente cotizado a todos los efectos.

 

  • La exoneración de cuotas se aplicará por la Tesorería General de la Seguridad Social a instancia del empresario, previa comunicación de la identificación de los trabajadores y período de la suspensión o reducción de jornada.

 

  • Las medidas extraordinarias en el ámbito laboral aprobadas estarán sujetas al compromiso de la empresa de mantener el empleo durante el plazo de seis meses desde la fecha de reanudación de la actividad.

 

  • Los nuevos plazos establecidos para los ERTEs en esta norma, sean por fuerza mayor o por causas organizativas, técnicas o de producción no serán de aplicación a los ERTE iniciados o comunicados antes de hoy, pero la exoneración de cotizaciones y la cobertura de la prestación por desempleo a todos los trabajadores afectados por suspensiones de empleo temporales o reducciones de jornada sí serán de aplicación a los ERTEs comunicados, autorizados o iniciados con anterioridad a la entrada en vigor del decreto.

 

  • Todos los trabajadores afectados por estos procedimientos tendrán derecho a cobrar el paro, aunque no cumplan con el periodo de cotización mínimo exigido para ello. Además, no se considerará consumido el tiempo que dure la percepción de esta prestación (contador a cero). Esto, según el Ministerio de Trabajo y Economía Social, se considera un paréntesis en la prestación de desempleo que no afectará a eventuales prestaciones futuras del cotizante.

 

  • El Estado será el que se haga cargo de las prestaciones por desempleo de todos los trabajadores que se vean afectados por ERTEs mientras dure la crisis sanitaria, aún en el caso de que no hayan cotizado el tiempo suficiente (periodo de carencia) para acceder al subsidio por desempleo.

 

  • Se contempla la creación de una línea de avales y garantías públicas por un valor de hasta 100.000 millones de euros, lo que permitirá movilizar entre 150.000 y 200.000 millones de euros, de los que unos 83.000 millones de euros procederán del sector privado. Desde el Gobierno estiman en unos 5.000 millones de gasto la puesta a disposición para medidas adicionales a esos 100.000 millones para paliar el coronavirus, si bien insisten en que se trata de una estimación y dependerá de cómo se comporte el mercado laboral y del número de empresas que recurran a los expedientes de regulación de empleo temporales (ERTEs) y la cifra de trabajadores afectados.

 

  • No se contempla aprobar durante el Estado de alarma las subidas de impuestos y la creación de nuevas figuras tributarias que planeaba antes de la crisis sanitaria. Las medidas aprobadas en el real decreto-ley contemplan una duración de un mes, si bien podrán prorrogarse en función de la prolongación del Estado de alarma. En cuanto a la retroactividad, en principio se ligará a la declaración del Estado de alarma, el sábado pasado.

 

  • El gasto fluctuará en función del número de compañías que se acojan a los incentivos aprobados este martes para flexibilizar los ERTEs y al desembolso de los avales públicos de 100.000 millones previstos, que por ahora no tendrán impacto presupuestario, pero sí podría tenerlo conforme a las empresas que se acojan a los mismos y posteriormente cierren. El real decreto-ley también recoge líneas de avales adicionales de 2.000 millones de euros para las empresas exportadoras con mecanismos ágiles, favoreciendo especialmente a las pequeñas y medianas empresas.

 

  • Los avales públicos se articularán a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y que cubrirán las necesidades de refinanciación, nuevo crédito y financiación para todo tipo de empresas, pequeñas y grandes, y para todo tipo de gasto empresarial, como financiación circulante o facturas.

 

  • Para mantener el empleo, la norma fija que los trabajadores asalariados puedan adaptar o reducir su jornada de trabajo, incluso hasta un 100%, para hacer frente a las necesidades de conciliación y cuidado derivadas de esta crisis. Así, se establece el teletrabajo como medida de flexibilidad principal, cuando las circunstancias lo permitan. A su vez, fija que se promoverán los ajustes temporales de plantilla a través de la flexibilización de los ERTEs, y que los expedientes causados por la crisis del coronavirus serán considerados de fuerza mayor y los trabajadores tendrán derecho a la prestación contributiva por desempleo, aunque no cumplan el requisito de cotización previa exigido. El cobro de esa prestación no les computará a efectos del cobro posterior de la prestación por desempleo. En caso de ERTEs, también se exonerará al empresario de la aportación empresarial de las cuotas de la Seguridad Social. Para el colectivo de autónomos se flexibiliza el acceso al cese de actividad para que puedan cobrar con rapidez una prestación en caso de dificultad económica.

 

  • El Gobierno trabaja en la creación de un fondo y las opciones de dotación de la forma más sólida posible a nivel financiero para contar con un instrumento más estructural que pueda a ser de utilidad incluso de cara al futuro.

 

  • Por otra parte, prevé poner en marcha de forma inminente del programa ‘Acelera pyme’ de Red.es y una línea del ICO para proporcionar ayudas y crédito a la pequeña y mediana empresa con el fin de adquirir material necesario para el equipamiento a distancia de cara al teletrabajo. Para ello, se han redirigido fondos del programa y se ofrecerá información detallada en los próximos días para proporcionar ayuda financiera y que las empresas cuenten con una ayuda adicional para facilitar el teletrabajo.

 

Attachments