Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora y personalización de nuestros contenidos y publicidad. Puede desactivar las cookies. Al seguir navegando sin hacerlo, autoriza el uso de las mismas. Más información sobre las cookies aquí

Las TIC y su papel en la revolución ambiental de la actividad productiva

Que las TIC son un pilar básico para el crecimiento sostenible de todos los sectores de la economía, es un precepto ampliamente aceptado. De aquí ha surgido el concepto Green IT como una nueva disciplina para hacer frente a la preocupación sobre la sostenibilidad, cuando las TIC están involucradas. Es sinónimo de tecnología de la información ambientalmente racional, incluyendo aspectos como la sostenibilidad del medio ambiente, la economía de eficiencia energética y el costo de eliminación del reciclaje, entre otros.

Según AMETIC FUNCOAS (2012) el sector TIC no es en absoluto ajeno a la creciente preocupación mundial por el desarrollo económico sostenible. El impacto de las TIC en la huella de carbono a nivel mundial se estima en un 2,9 %, (informe de IDC, International Data Corporation), con datos destacados como que: el 60% de los Data Center se están quedando sin energía, refrigeración ni espacio y tendrán que expandirse y el 70% de los residuos de plomo y mercurio en los basureros proviene de desechos electrónicos.

¿Qué tecnologías están llamadas a tener un papel relevante en los objetivos de sostenibilidad?. Destaca en primer lugar el Cloud-Computing, que actualmente ya han adoptado el 60% de las empresas españolas en alguna de sus propuestas de servicio. Son conocidas las características del cloud, el autoservicio bajo demanda, múltiples modos de acceder a la red, recursos compartidos, elasticidad o el servicio medido, entre otras. En cuanto a los beneficios de esta tecnología frente a las prácticas Green IT, podemos mencionar:

  • Óptima inversión en infraestructura. Cualquier empresa de servicios en la nube puede prescindir de instalar cualquier tipo de hardware: algo simple y que requiere una inversión significativamente menor.
  • Actualizaciones automáticas
  • Uso eficiente de la energía, está demostrado que el uso de la energía frente a los “Data Centers” tradicionales es mucho más eficiente ya que se puede ajustar el consumo a la necesidad de cada momento.

Los centros de datos modernos son construidos con tecnologías verdes, reduciendo el gasto energético y abaratando los costos de los nuevos servicios o modelos de negocio, permitiendo además que las soluciones de software sean comercializadas como un servicio más.

El segundo, quizás menos evidente pero importante, es el conjunto de tecnologías denominadas genéricamente Big Data que, junto con el IoT, tiene que ayudar a recoger y confeccionar modelos analíticos que permitan la toma de decisiones y salvaguardar el cumplimiento de los acuerdos sobre el cambio climático, preservar el hábitat de la ciudad y descubrir espacios de oportunidad.

Nuevo escenario de colaboración y participación

Toda esta tecnología abre un escenario de colaboración entre administraciones, centros de investigación y grandes empresas del mundo de las TIC, que a su vez generan un enorme conocimiento y permiten la creación de proyectos abiertos donde los datos puedan ser compartidos y analizados.

Son muchos los ejemplos de aplicación, como la toma de decisiones en tiempo real sobre el consumo de energía de alumbrado público o el análisis de “rutas” de los turistas dentro de una ciudad, enviado información en tiempo real a los mismos y a los servicios de los ayuntamientos que deben asegurar la fluidez del transporte, el uso de recursos, abastecimiento de agua, energía, control de las emisiones etc… Será necesario, pues, avanzar en la creación de redes inteligentes que garanticen un control activo de la transmisión y distribución de la información a través de plataformas avanzadas de comunicación. Desde la Agenda Digital Europea, trabajan para superar la barrera que significa no disponer de un marco de medición común.

Según la OMT la evolución prevista del sector turismo provocará un incremento de gases del efecto invernadero del 130% para el año 2035. El cambio climático tendrá un efecto directo importante sobre el sector, al modificar las características de las estaciones e influyendo así en la toma de decisión del turista sobre destinos ahora populares.

El sector TIC debe liderar la búsqueda y creación de soluciones aplicables a todos los sectores socioeconómicos, cuya utilización masiva puede suponer una verdadera revolución ambiental en la actividad productiva.

 

Jaume Monserrat
CEO de Dingus