Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora y personalización de nuestros contenidos y publicidad. Puede desactivar las cookies. Al seguir navegando sin hacerlo, autoriza el uso de las mismas. Más información sobre las cookies aquí

Somos un clúster: compartimos conocimiento

El pasado 11 de mayo tuve el placer de participar en el XX Congreso Internacional de Turismo Universidad-Empresa celebrado en Castellón, máxime cuando lo hacía representando a Turistec para intentar aportar el conocimiento, la visión y la opinión del clúster en un interesante evento centrado esta edición en la “Gobernanza en la gestión sostenible de destinos turísticos”.

En concreto fui invitado a formar parte del panel sobre la utilización de datos en la estrategia de destino, una cuestión de máxima actualidad y especial interés tanto para nuestras empresas y socios, como para los clientes con los que trabajamos. Especialmente cuando estamos hablando de la realidad del turista digital y la necesidad de configurar destinos turísticos inteligentes, para seguir siendo competitivos.

De manera paralela, el comité ejecutivo de Turistec acababa de plantear que en nuestra newsletter mensual se incluyera un editorial de miembros de nuestra comunidad, una artículo que expusiera lo que estamos haciendo o compartiera aquellas cuestiones que pueden ser útiles para todos. Sabiendo que ya habéis sido invitados a participar en esta iniciativa y que hay propuestas para los próximos meses, permitidme que sea yo quien estrene la sección compartiendo los argumentos que pude plantear ante los asistentes del mundo de la empresa, la universidad, la investigación y la administración pública.

No hace falta que os diga que -dado el tema del panel- abordé inicialmente Big Data como parte de una de las mayores innovaciones disruptivas para todas las industrias, la turística de manera especialmente significativa.

Este es el resto de la ponencia, aunque resumida para adaptarme a la extensión marcada para este objetivo de publicación. Espero que os resulte interesante, no tanto por recoger una información que al fin y al cabo no os es ajena, sino por tratarse de un testimonio de los preceptos que me enorgullece defender ante todos aquellos foros que se interesen por la marca y el significado de Turistec.

“Muchas son las V que se le han atribuido a Big Data desde que hace ya unos años este término se hizo común al hablar de innovación. Fue Gartner quien definió las 3 “V” refiriéndose a Volumen, Variedad y Velocidad. Más adelante se le unió la de Veracidad y últimamente se postula una nueva V: la del Valor de los mares de datos a los que esta tecnología nos da acceso. Y no son precisamente pocas las tecnologías surgidas para dar respuesta a los retos que suponen todas estas V convirtiéndose, tanto que alrededor de Big Data se generaron en 2016 entorno a los 40.000 M de dólares (se espera que en el 2026 alcance algo más de 90.000M$).

Pero a día de hoy, lo que realmente debemos analizar es la dimensión real del impacto que genera la confluencia del IoT, la nube y el Big Data, un proceso que se está acelerando y crea nuevas oportunidades, sobre todo en el acceso a datos y en la comprensión de los mismos. Ello implica una necesidad de disponer de herramientas de análisis que combinen una amplia variedad de fuentes de datos hospedados en la nube para su comprensión. Especialmente en un sector, el turístico, que representa el 10% del PIB mundial y un 7% del total de las exportaciones globales.

En materia de empleo 1 de cada 11 trabajos en el mundo (WTTC) están relacionados con el turismo, y en 2016 se registraron alrededor de 1.230 millones de desplazamientos. Según previsiones de la OMT, para 2030 se espera alcanzar la cifra de los 1.800 M.

Evidentemente, todas esas personas en movimiento generan mucha información proveniente de distintas fuentes y dispositivos.

En Turistec somos conscientes de que para generar transformación en los destinos turísticos es esencial disponer de información, datos que podemos comparar, superponer y analizar para descubrir nuevos patrones que nos lleven a tomas de decisiones basadas en consideraciones nunca antes valoradas.

Medir, registrar y analizar ha sido uno constante que se mejoró y agilizó con la llegada de los ordenadores y que se ha multiplicado exponencialmente con la irrupción de internet y los dispositivos móviles. Sin embargo, y aunque la información digital representaba en el 2013 el 98%, sólo el 5% de la misma corresponde a datos estructurados.

Por lo tanto es fácil inferir disponer de capacidad para aprovechar la información será fundamental para obtener percepciones útiles, bienes y servicios de alto significado.

En nuestra opinión, los destinos se enfrentan a desafíos globales como la gestión de intereses del territorio; la integración de nuevos modelos colaborativos; una adecuada gestión de los volúmenes de datos; la transformación de la oferta en experiencia turística con el cliente es el centro del destino; dotar de capacidades digitales para responder a las demandas del viajero hiper conectado y, por supuesto, articular un mensaje de marca imprescindible para determinar diferenciación de otros destinos.

Entre los beneficios de gestionar inteligentemente los datos creemos que destaca la detección de tendencias de consumo, un mejor y mayor conocimiento del cliente, el análisis predictivo, la agilidad en la toma de decisiones y, desde luego, la optimización de procesos.

Pero para que todo lo indicado revierta en un valor real en la industria turística y en el diseño de destinos atractivos y atrayentes, que ofrezcan las más altas cotas de seguridad, protección del medio y oferta de calidad, es necesario el diseño de planes estratégicos a medio plazo entre empresas y sector público.

Como clúster, por naturaleza, defendemos la triple hélice entre lo privado, lo público y la universidad como elemento de investigación y formación. Hay muy pocos ejemplos de éxitos de proyectos en colaboración público privada, porque ninguno de ellos se plantea como un negocio de futuro, pues responde a planteamientos cortoplacistas en base a la coyuntura del momento.

Los datos en destino implican ahora nuevos retos a todos los niveles. La gobernanza de los mismos se presenta como fundamental y son enormes las barreas que hay que superar. Sobre todo porque es necesario y adecuado que los datos sean anónimos, para poder agregarlos y adaptarse a las barreras legales existentes en cada país. En definitiva: la información necesita un tratamiento estratégico para abordar la reconfiguración de los destinos. Y es una tarea colectiva.

 

Jaume Monserrat

Presidente de Turistec