De silo estanco a ecosistema abierto

  • El año 2022 marcó el reinicio de la actividad en todos los niveles de la sociedad, una situación plagada de incertidumbres y nuevas oportunidades donde cabe recordar que hubo “evangelistas” para todos los gustos. Ciertamente, cabe reconocer que hay aspectos de nuestra actividad que han cambiado o, al menos y sin duda alguna, se han acelerado.

No es menos cierto, sin embargo, que otras tendencias que parecían incontestables han quedado o están quedando en el olvido. No es el caso del interés por el asociacionismo, la necesidad de relación y cómo la capacidad de compartir y transferir conocimiento son elementos que, de manera creciente cada vez más empresas, emprendedores y todo tipo de organizaciones, tienen como constante en sus planteamientos estratégicos a medio y largo plazo.

Turistec decidió arrancar un periodo estratégico para el trienio 2022-2024, aplicando una metodología que tenía como punto de partida una profunda revisión de las capacidades y niveles de madurez que el clúster presentaba en aquel momento. Esta revisión nos llevó a un planteamiento de muy alto nivel, donde los objetivos de negocio daban una idea clara de cuál debía ser la evolución del clúster de cara al 2024 para poder dar respuestas a las expectativas e interés creciente, tanto de las empresas como del sector educativo y del sector público.

La estrategia de una organización clúster parte de un planteamiento de base arriesgado, pues debíamos conjugar las necesidades de la oferta y la demanda en términos de pura competencia empresarial, con un marcado acento de colaboración con el sector público. Y todo ello sobre la base de hacer crecer el clúster en términos netos de masa crítica y de reconocimiento a todos los niveles en ámbitos nacionales e internacionales.

Como se explica en detalle en la memoria presentada en la última asamblea general ordinaria de Turistec, los objetivos más importantes gozan de un alto grado de cumplimiento. Ello permite que los planteamientos a futuro se basen en un criterio de solidez del clúster en términos de oferta propia de servicio y de reconocimiento exterior, por primera vez desde su fundación.

Haber superado la cifra de 100 socios y ofrecer crecimientos netos continuados en masa crítica durante los últimos 10 años, demuestra el valor de la visión y capacidad de reconversión que Turistec ha tenido para adaptarse a las circunstancias en cada momento. La más importante, a mi juicio, fue evolucionar el concepto de silo estanco propio de la definición de clúster al concepto de ecosistema abierto, donde se reconocieran todos los actores de la cadena de valor del turismo y de la tecnología especializada en nuestra principal industria. El valor de esta “conversión” estriba en que Turistec fue capaz de romper con el status quo supuesto para nuestra tipología de organizaciones empresariales, y afrontar el hecho de que debíamos convertirnos en un elemento importante para conformar los indicadores de competitividad en términos de innovación, capacidad de networking y relación con el sector público.

Turistec es la demostración de que cuando se dispone de un equipo comprometido, preparado y dedicado, los recursos económicos o la falta de estos no es una excusa para no cumplir la misión. Ha sido la confianza de los socios la que ha hecho posible, de manera continua y creciente, que Turistec pudiera marcarse metas antaño impensables.

En este momento nos encontramos con un clúster con presencia en toda España, con relación con casi media docena de universidades, formando parte de consejos asesores, fundador de organismos de alto valor para las empresas como los DIH, y con proyectos presentados al sector público con los que arbitrar estrategias conjuntas de desarrollo de destino. Un clúster con una componente internacional creciente, tanto a nivel europeo como en Caribe, donde la marca es altamente conocida en países como México o Cuba, por poner algunos ejemplos.

El binomio tecnología y turismo se ha convertido en piedra angular de cualquier planteamiento estratégico de transformación digital. La creciente oferta de soluciones, las cada vez más sorprendentes propuestas de negocio, las alianzas entre empresas, el valor de integrar lo público y lo privado en términos de competitividad, son algunos de los aspectos que Turistec debe recoger, ordenar y presentar a su masa crítica para convertirse en un verdadero observatorio de conocimiento, donde las empresas puedan acudir para conocer por adelantado qué se está preparando para el futuro.

Hemos arrancado el 2024 con el claro objetivo de diseñar una estrategia para el siguiente trienio, donde la sostenibilidad del clúster a todos los niveles sea garantía de crecimiento, y donde los socios y entidades conveniadas encuentren respuestas a las grandes incógnitas que nos plantea de manera cada vez más creciente y acelerada el mañana.

 

Jaume Monserrat

Presidente de Turistec