Turistec e Impulsa Balears: una relación con futuro

Hace apenas unos días arrancaban las sesiones de trabajo de Ágora-Impulsa, una iniciativa de la Fundació Impulsa Balears que se ha bautizado como la ‘tetrahélice’ regional por representar a los cuatro grupos principales de actores en el tejido socioeconómico de las islas. Se trata de la empresa, la Administración pública, los investigadores y los agentes intermedios. En este último conjunto es donde Turistec ha encontrado un espacio natural para trabajar activamente con la fundación ya que, en opinión del presidente del cluster Jaume Monserrat “Impulsa Balears atesora un valor inapreciable absolutamente necesario para activar los mecanismos, invirtiendo la tendencia negativa que supone la pérdida del PIB per cápita y la productividad de la economía balear”.

Según los propios análisis de la fundación, las empresas TIC que concentra el Cluster Internacional de Tecnologías de la Información y la Comunicación aplicadas al Turismo son altamente productivas y, “por lo tanto – señala Monserrat – tienen mayor probabilidad de alcanzar cotas de competitividad adecuadas en el mercado global”. De lo que se trata es de trabajar conjuntamente por la competitividad global, entendida como la capacidad de un territorio de producir bienes y servicios que satisfacen las exigencias del mercado internacional toda vez que mejoran la calidad de vida de la población.

Para Antoni Riera, Director Técnico de la Fundación e impulsor del espacio Ágora-Impulsa “la competitividad de una empresa depende cada vez más del sector en el que opera, pero también de que pertenezca a clústeres u otras fórmulas de cooperación que favorecen la explotación de diferentes tipos de externalidades. Por ello conocer los instrumentos y actuaciones de la política clúster de Turistec y su engarce en el diseño de una estrategia de competitividad global, es fundamental para Impulsa Balears”. Además, Riera destaca que “la participación de Turistec en nuestro proyecto fundacional, a través del Ágora-Impulsa, reviste un elevado potencial porque permite  interrelacionar actividades que son estratégicas. Y lo son tanto por su carácter exportador y capacidad innovadora, como por  la conexión que mantienen con industrias emergentes de las que emanan múltiples oportunidades para reconfigurar las cadenas de valor y contribuir, así, al impulso de la competitividad global de las islas”.

El catedrático de Economía Aplicada recuerda que los clústeres afectan positivamente a la competitividad de los territorios donde se localizan de tres formas: aumentando la productividad de las empresas que los integran, incrementando su capacidad de innovación y estimulando la creación de nuevas empresas. Un cluster demuestra un nivel de madurez (o de sofisticación empresarial), en opinión del experto, así que Turistec se considera capacitado para abordar vectores de innovación en mayúsculas.

Por su parte, Jaume Monserrat asegura que “orientado el cluster TIC-Turismo hacia la economía digital, asumimos de facto conceptos de competitividad imprescindibles para ser ‘players’ relevantes en nuestro sector”. El presidente de Turistec está convencido de que Ágora-Impulsa “representa para nuestra entidad una herramienta de apertura hacia el exterior, es un actor indispensable para la toma de decisiones estratégicas”. De esta forma, y comprometido con la continuidad del proyecto, Turistec “se congratula de las iniciativas que se están produciendo y mostramos nuestro más absoluto apoyo a la labor y la existencia de la Fundació Impulsa Balears y sus objetivos”.

La próxima sesión de Ágora-Impulsa y que Turistec ya tiene en su agenda, se celebrará en el mes de octubre bajo el título “De la gestión a la estrategia: objetivos, prioridades y recursos disponibles”.

Attachments