Turistec en la recepción veraniega de los Reyes de España en Mallorca

La consolidación del segmento de empresas que proveen de productos y servicios tecnológicos a la industria turística sigue adelante, mientras lo hace también su reconocimiento en el ámbito socioeconómico. Prueba de ello es, un año más, la presencia de Turistec en la recepción con la que los Reyes de España ponen cada verano el punto y final a su agenda pública durante su periodo estival en la isla de Mallorca.

Las empresas asociadas o vinculadas por colaboraciones y convenios al Cluster Internacional de Tecnologías de la Información y de la Comunicación aplicadas al Turismo, estuvieron representadas en el Palacio de la Almudaina por el presidente de la entidad, Jaume Monserrat, quien considera la invitación como “una demostración de que nuestro sector, el TIC-Turismo, ha encontrado un merecido espacio entre los colectivos empresariales y profesionales que dinamizan la economía y el empleo. De hecho, en palabras de Monserrat “esta recepción veraniega se celebra en Mallorca desde hace treinta años, y no fue hasta el pasado 2015 que el Cluster recibió la invitación para el encuentro de los Reyes con la sociedad civil de las islas. Ni qué decir tiene que, en nombre de Turistec, agradezco esta consideración, sobre todo por lo que representa como respaldo a nuestra actividad y la de las personas a las que ocupa”.

La recepción se celebra tradicionalmente cada verano, y es el evento con el que la Casa Real Española da por concluidas sus vacaciones en la isla, al menos en lo que a sus compromisos públicos se refiere. Como en ocasiones anteriores, el Palacio de la Almudaina concentró a más de 400 representantes de las instituciones y la sociedad de Baleares, que fueron saludados personalmente por el Monarca, su esposa la Reina Letizia y la Reina Emérita Doña Sofía, quien durante tantos años fue la organizadora y alma mater de esta cita. Como novedad y muestra de apertura hacia todos los colectivos, las invitaciones cursadas esta edición también han incluido a los responsables de todos los colegios profesionales, las diferentes denominaciones de origen y los premiados Ramón Llull de este año.

Felipe VI mantiene, así, una costumbre iniciada por su padre, el Rey Emérito Juan Carlos I, como fórmula de agradecimiento por la acogida que los baleares brindan cada verano al Jefe del Estado y su familia. Más allá del acto privado en los salones de la Almudaina, los Reyes trasladaron también esa gratitud a los ciudadanos concentrados a las puertas del palacio donde se celebran los actos institucionales del Rey en Mallorca.